LABELYS TRACABILITE S.A.S. - 13 rue Clément ADER - F-01100 ARBENT
 
Home Actualidades CompañiaLas placas de caseínaAplicacionesTécnicas de depósitoFormatosColoresModelosEnvasadosFabricación de las placas en caseina
Historia
Extraxión de la proteínaPolimerización de la caseínaUn poco de cienciaLegislaciónReferenciasDOCIndustrialesInnovaciónDistribuidores Contacto


 

Parece ser que la caseína fue empleada por los artistas del Medioevo y del Renacimiento para la realización de un “gouache medieval”, mezcla de caseína y de cales, que servía para realizar iconos o como enlucido para los frescos murales.

   

No obstante, la primera utilización de la caseína como precursor para la fabricación de un material polímero es la caseína formaldehído. Este material plástico de origen proteico se extrae de sustancias orgánicas como la leche. Fue obtenido en 1897 por Adolph Spitteler y W. Kirsche a partir del lactosuero y del formaldehído a través de la acción de una enzima. La patente fue registrada en Baviera y posteriormente se extendió a los Estados Unidos, Gran Bretaña y a Italia. Conocida bajo el nombre comercial de Galalita (derivado del griego gala = leche y litos = piedra) o Erinoid en el Reino Unido, este material se presentaba bajo un aspecto similar unas veces al del celuloide y otras al del marfil o cuerno artificial. Dura, la galalita se trabaja como el cuerno, no se moldea y requiere un trabajo de conformación y de pulido manual. Su procedimiento de obtención se perfeccionó a comienzos del siglo XIX y se construyó el primer establecimiento industrial en Gran Bretaña en 1913. En 1930, la producción mundial ya había alcanzado las 10 000 toneladas. Sobre todo, la caseína formaldehído servía para producir botones, broches, pitilleras, plumas, mangos de paraguas, peines…
   

La aparición de los materiales plásticos actuales selló el destino de la galalita: como era demasiado cara e incómoda (¡olor a queso en verano!) se interrumpió su producción. No obstante, quedan algunos artesanos o escultores que aún la utilizan, realzando sobre todo su biodegradabilidad y su modo de elaboración sencillo y ecológico (el formaldehído ya no se utiliza).

   

 

 

Les applications

La reglementation

L'innovation

Cap on line Réalisation